A propósito de las estrategias de transporte por corredor natural y la iniciativa del Mapocho pedaleable / Yo Vivo Map8

Para la mejor comprensión  de este caso específico, se entiende por “estrategia de transporte” a la acción de ejecutar una intervención urbana que propone mejorar la movilidad mediante el uso de transporte no motorizado, asignando un espacio determinado para su circulación. La clasificación de “corredor natural”, es asignada debido a que, actualmente, el tramo donde se propone y realiza la intervención, es ocupado únicamente como corredor natural del río Mapocho.

El 18 y 19 de abril del 2015 fue realizada la cuarta bajada a la ribera del Río Mapocho en Santiago de Chile, a manera de recordatorio que éste, es un espacio que ofrece un enorme potencial para dar respuesta al creciente problema de falta de infraestructura para transporte no motorizado que hoy en día padece Santiago. Pero ¿cómo nació esta estrategia?, Que elementos han incentivado a su replica? ¿Por qué esta estrategia no ha logrado convertirse en un proyecto formal?

En 2011, en Santiago de Chile nace el proyecto del Mapocho Navegable, promovido por entidades gubernamentales y privados, con proyecciones a ser un proyecto de infraestructura urbana de alto presupuesto y con una posible baja rentabilidad social debido al sector social objetivo al que estaba siendo direccionado. En contraposición a esta propuesta, nace la idea del Mapocho pedaleaba como una idea de proyecto de título de Tomás Echiburú y Osvaldo Larraín en la escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile y hace un ofrecimiento para la reorganización del espacio de movilidad urbana desde la visión de proveer de un lugar más seguro para la circulación de vehículos no motorizados y peatones, en un intento por darle un uso diferente a la ribera del río. Los objetivos que planteaba la estrategia eran:

1-Recuperar el Mapocho como un espacio público de uso libre para los ciudadanos de Santiago
2-Promover una nueva relación entre ciudadanía y río
3-Promover una recuperación ecológica del río
4-Recuperar el Mapocho como paisaje urbano
5-Proveer una infraestructura para transporte no motorizado y
6-Que exista un interés por preservarlo1.

Esta estrategia fue amparada inicialmente por 2 arquitectos  pero en poco tiempo, lograron encubar la idea dentro de las organizaciones de ciclistas y es desde ésta plataforma donde empieza a existir apoyo. Al poco tiempo se adhirieron organizaciones civiles de ciclistas como Happy Ciclistas, Arriba‘e La Chancha, Furiosos Ciclistas y Macletas. El 15 de mayo de 2011 deciden hacer una prueba piloto. Sin solicitar autorizaciones, ni auspicio ni apoyo institucional, Echiburú y Larraín bajan a la ribera del río, por un acceso informal en el puente la Concepción, en Providencia, para demostrar que la idea era posible. Fueron acompañados por 500 ciclistas que habían sido congregados por las organizaciones de ciclistas que apoyaban la causa. La iniciativa se había difundido a través de sus sitios web y de volantes que ellos mismos habían impreso. Esta acción logró llamar de inmediato la atención de los medios de comunicación, dando origen a un debate a cerca del potencial existente en la ribera del río. Con esto se empieza a delinear el carácter de la estrategia. Siendo una idea que viene desde una iniciativa ciudadana, marcó un cambio en la forma de manifestación de la población en relación a los proyectos de la ciudad.

Mapocho pedaleable 2011Mapocho Pedaleable 2011

Según Echiburú, desde siempre, las organizaciones civiles se han organizado para mostrar descontento, inconformidad u oposición sobre proyectos propuestos por autoridades en temas de desarrollo urbano. El Mapocho pedaleable fue la primer iniciativa en la que las agrupaciones civiles se organizaban para apoyar una causa que podría cambiar la ciudad.

La estrategia del Mapocho pedaleable se encamina a revertir lo que según Richard Ingersoll, sucedía en 1930 en ciudades como Houston, Nueva York y Los Ángeles, y que en adelante fuera replicado en ciudades de América Latina, donde, luego de la invención del vehículo motorizado, las ciudades tuvieron la necesidad de re organizar sus espacio para facilitar la circulación de vehículos, creando un modelo de movilidad en la ciudad a través de las avenidas, calles de alta velocidad y circunvalaciones externas, todas diseñadas para la optimización del uso del vehículo motorizado siguiendo la visión plasmada en proyectos utópicos como “La Ville Radieuse” de Le Corbusier, que posicionaban al automóvil como el mínimo común denominador de la necesidad humana.

                  “Las consecuencias de esta planificación apuntan hacia un hecho: ni los planificadores de la ciudad ni los planificadores de tránsito pusieron el espacio de la ciudad y la vida de ciudad en la lista de prioridades de sus agendas, y durante años no había casi ningún conocimiento acerca de cómo las estructuras físicas influyen en el comportamiento humano. Las drásticas consecuencias sobre las personas y el uso de la ciudad provocadas por este tipo de planificación no fueron reconocidas sino hasta un tiempo después2”.

Jan Gehl

A partir de la primer bajada al río, varias organizaciones se acercan con ofrecimientos de colaboración en pro de convertir la estrategia en un proyecto formal. Echiburú y Larraín aceptan una propuesta del Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica ya que el Centro ofrecía un respaldo institucional necesario para el desarrollo de la idea.

Después de algún tiempo de trabajar en el Centro de Políticas Públicas, la estrategia de bajar al río empieza a tomar otras direcciones. Se introduce más en temas académicos y las decisiones en cuanto al rumbo que debe seguir la idea empiezan a ser tomadas únicamente por las autoridades de gobierno al punto en el que los procesos burocráticos imposibilitan el proceso de planificación para una siguiente bajada al río que se había proyectado para el año 2012. Esta serie de acontecimientos hace reflexionar en cuanto al origen de las estrategias y su relación con el tiempo de ejecución. Para este caso en particular, la propuesta tiene sus orígenes desde una iniciativa civil y la puesta en marcha de la estrategia fue realiza con mucha agilidad. Para cuando la propuesta fue tomada por instituciones gubernamentales, los procesos burocráticos provocaron un estancamiento de la iniciativa que condujo a no replicar la estrategia en 2012.

Con este cambio de rumbo, los autores intelectuales de la idea original deciden retirarse del equipo de trabajo del Centro de Políticas Públicas a finales del 2011.

En ese tiempo, las candidatas a alcaldesas de las municipalidades de Santiago, Carolina Tohá Morales y de Providencia, Josefa Errázuriz, se encontraban en campaña electoral. Habiendo escuchado el trabajo de Echiburú y Larraín, cada una de las candidatas les solicitan una reunión a los arquitectos fundadores de la idea y expresan su intensión de trabajar en conjunto con los arquitectos y promover la estrategia del Map8 pedaleable desde la institución municipal si es que eran electas y, como primer paso, lo incluyen dentro de las promesas de campaña. Al ser electas en 2012, las municipalidades empiezan a trabajar conjuntamente con los fundadores de la idea, en la puesta en marcha de la propuesta, proyectando repetir el carácter táctico de la idea original y así el sábado 4 de mayo del 2013 vuelve a replicarse el Map8 pedaleable pero esta vez bajo el nombre de Yo vivo Map8 y con el apoyo expreso de las municipalidades de Providencia y Santiago, contando siempre con la presencia de las organizaciones civiles que originalmente impulsaran la idea, siendo esta una forma de mantener el sentido social de la iniciativa y, sumándose a la causa, organizaciones como Vive la bici, Bicipaseos patrimoniales y Ciudad Emergente. El resultado de esta nueva alianza entre autoridades municipales y organizaciones civiles envía un mensaje distinto en relación al origen de la propuesta y el tiempo de ejecución, dejando claro que, para este caso, la propuesta recobró su fuerza bajo la conducción de las organizaciones sociales que originalmente promovieron la iniciativa y que, con el apoyo de entidades municipales, dio origen a una estrategia más potente.

Esta nueva bajada al río fue programada para iniciar a las 11 am hasta las 5 pm, ocupó 2.5kms de la ribera del río Mapocho que abarcan desde el puente Huelén en Providencia, hasta el puente Abastos en Santiago y a lo largo del recorrido fueron organizadas distintas actividades como salones de conversación sobre el tema del río, sobre tema de movilidad urbana, Biciescuela para niños, stand del medio ambiente de la Municipalidad de Santiago, Urbanismo táctico e intervenciones a cargo de Ciudad Emergente, Biciclínica itinerante a cargo de Happyciclistas, Exposición fotográfica de Happyciclistas, stand de cultura y ciclismo urbano a cargo de Happyciclistas, stand de cultura y ciclismo urbano a cargo de Macletas, sesión de Yoga, cicletada a través de la historia del río Mapocho y la ciudad a cargo de Bicipaseos Patrimoniales, Malón ciudadano de peatones y ciclistas en la ribera del río Mapocho, taller de serigrafía instantánea, intervención lúdica Bike Wash a cargo de Velopolis, presentación del colectivo de Danza Teatro y presentaciones musicales. Según la empresa Tecnología Sustentable, el conteo de asistentes a esta actividad fue de 4,359 personas.

02 Bajada 2013Yo Vivo Mapocho 2013

Ese mismo año, se separan los dos arquitectos fundadores de la idea y Echiburú crea la corporación Pedaleable para continuar trabajando en la estrategia y darle forma de anteproyecto, ya que para ese entonces estaba aún a nivel de idea. El equipo fue conformado por tres arquitectos, dos sociólogos, un abogado, un diseñador web y varios colaboradores independientes.

El 26 de abril del 2014 se replica nuevamente la iniciativa, ahora con un acto inaugural en el que se abordó el tema de movilidad donde participaron activamente la Alcaldesa de la comuna de Providencia Josefa Errázuriz, la Alcaldesa de la comuna de Santiago Carolina Tohá Morales, Tomás Echiburú, el Intendente Metropolitano Claudio Orrego Larraín, el subsecretario de Transporte Cristián Bowen, el subsecretario de Medio Ambiente Marcelo Mena, la representante de la organización Macletas Educación Vial Patricia Vargas y el representante de BPP-Movilidad Pablo Arriagada. La intervención da inicio esta vez a las 10 am y finaliza a las 6 pm y vuelve a ocupar los 2.5 Kms. de la ribera del río Mapocho desde puente Huelén en Providencia hasta el puente Abastos en Santiago. Las actividades que se llevaron a cabo a lo largo del recorrido incluyeron salones de conversación, stands con organizaciones como Plantabanda, Ciudad Emergente, Bicipaseos patrimoniales, Convers, y clínica de bicicletas entre otros, talleres de huertos, reciclaje y lombricultura, muestras artísticas cómo el Circo del Mundo, acrobacias aéreas y presentaciones musicales. Según la empresa Tecnología Sustentable, el conteo de asistentes a esta actividad fue de 5057 personas.

Map8 2014Yo Vivo Mapocho 2014

Para 2015, la estrategia parece continuar en ascenso dado que esta vez, la intervención fue implementada durante dos días, siempre con el apoyo de organizaciones civiles y estatales. Los conteos de asistencia para esta cuarta bajada arrojan un resultado de 30,000 participantes.

Bajada al río 2015Yo Vivo Mapocho 2015

A pesar de sus replicas, es importante enfatizar que, pese a la aparente voluntad y disposición de actores claves para apoyar la estrategia y a la aceptación evidente de la sociedad civil, la estrategia aún no ha logrado consolidarse como un proyecto formal. Esto podría ser debido a que, para poder convertir la estrategia en un proyecto formal, hace falta que se alineen distintos sectores estatales y sociedad civil, y más importante aún, que estos sectores coincidan con una ideología para desarrollar la estrategia de forma armónica.

Mapa actores Map8
Mapa de actores Map8 pedaleable / Yo Vivo Map8

 

1 Según declaraciones de Tomás Echiburú en entrevista del 19 de Junio del 2014.
Fuente de la imagen “Mapocho Pedalebale 2011”:  Movimiento Furiosos Ciclistas. Mapocho Pedaleable.  Movimiento Furiosos Ciclistas [En Línea]. Mayo 2011. [Fecha de consulta 20 de diciembre 2014]. Disponible en: http://www.furiosos.cl/2013/04/30/mapocho-pedaleable-2/

2Gehl ,Jan. Cities for people. Washington. Island Press, 2010, 269p.
Fuente de la imagen “Yo Vivo Map8 2013”: La Tercera. Municipios de Santiago y Providencia dan el vamos a iniciativa para crear ciclovías en el lecho del Río Mapocho. La Tercera [En Línea]. 4 de mayo 2013. [Fecha de consulta 15 de agosto 2014]. Disponible en: http://www.latercera.com/noticia/santiago/2013/05/1731-521816-9-municipios-de-santiago-y-providencia-dan-el-vamos-a-iniciativa-para-crear.shtml
Fuente de la imagen “Yo Vivo Map8 2014”: captura propia del 26 de abril de 2014.
Fuente de la gráfica “Mapa de actores Map8 pedaleable / Yo Vivo Map8”: Elaboración propia. Febrero 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s