La participación ciudadana y el Urbanismo Táctico

Existen distintas teorías que tratan de definir la participación ciudadana, sin embargo, para poder comprender el término y su relación con las estrategias de urbanismo táctico, se puede buscar apoyo en teorías que desarrollaron autores como Sherry Arnstein* en 1969, Nuria Cunill y Peter Oakley en 1991 y Mauricio Merino en 1996** .

Para Sherry Arnstein, activista comunitaria, la participación ciudadana es “un término categórico para “poder ciudadano”[…] Es la estrategia mediante la cual los que no tienen se unen en la determinación de cómo se comparte la información, cómo los objetivos y las políticas se establecen, cómo los recursos fiscales son asignados, cómo los programas funcionan, y de cómo beneficios tales como contratos y el clientelismo son parcelados.. Para Nuria Cunill, socióloga, el término se define como “la intervención de la sociedad civil en la esfera de los publico, sin embargo puede ser condicionada e incluso neutralizada bajo una aparente practica democrática, y puede constituirse en una plataforma de fácil uso para construir artificialmente consensos y legitimar desigualdades”. Peter Oakley, escritor y sociólogo, la define como “la participación que hacen la personas para afectar la toma de decisiones, ejecución y seguimiento de las decisiones públicas”. Por último, Mauricio Merino, doctor en ciencia política, explica la participación ciudadana como “intervenir en los centros de gobierno, participar en sus decisiones, en la administración de sus recursos, del modo como se distribuye sus costos y beneficios. Así los ciudadanos poco a poco tomarán parte de las decisiones que tomen sus gobernantes, con el propósito de lograr que la población influya sobre las políticas y decisiones públicas”, para ello se hace necesario institucionalizar mecanismos, procesos y organismos a través de una normatividad legal.

Si bien los autores pertenecen a distintas épocas y profesiones, todos concuerdan en que la participación ciudadana es un acto donde la sociedad civil se involucran para afectar la toma de decisiones en relación a la administración de políticas y recursos públicos.

Tomando como base las definiciones anteriores, también podemos deducir que hay una significativa diferencia entre un proceso superficial de participación, que se podría interpretar como un acto incluyente en la toma de decisiones y tener el poder suficiente para influir en el resultado final de un proceso. Para un mejor entendimiento, Arnstein clasifica 8 niveles de participación y los ilustra en una gráfica de escalera. Cada peldaño corresponde al nivel de participación y de inclusión que los ciudadanos tienen a lo largo del desarrollo del producto final.

Los ocho peldaños en la escalera de la participación ciudadana son:

Escalera de participación ciudadana

La autora describe los 8 peldaños como:

La manipulación(1) y la terapia(2) representan los niveles de la “no participación”. Son términos utilizados por los ciudadanos más apoderados como sustitutos de la verdadera participación. Son aplicados como herramientas para “educar” a los participantes. El informar(3), consultar(4) y el aplacamiento(5) representan los niveles de la “participación simbólica” que permiten a los participantes no empoderados escuchar y opinar, sin embargo, en estas condiciones no tienen la certeza de que sus opiniones vayan a ser tomadas en cuenta en las decisiones finales. Por último, la asociación(6) permite a los ciudadanos poder negociar y participar en intercambios con los ciudadanos empoderados mientras que con el poder delegado(7) y con el control(8) los ciudadanos menos empoderados obtienen la mayoría de “asientos” para la toma de decisiones.

En el caso del Urbanismo Táctico, esta forma de clasificar la participación ciudadana es de  utilidad para medir su incidencia dentro de las estrategias implementadas y descifrar así el grado de participación que cada estrategia genera.

*Arnstein, Sherry R. “A Ladder of Citizen Participation,” JAIP, Vol. 35,No.4,July 1969. 224 p.                                                                                         **Guillen, A., K. Sáenz, M.H. Badii y J. Castillo. Origen, espacio y niveles de participación ciudadana. Mexico. Daena. 2009. 193p.
Fuente de la imagen del encabezado: Noticias Municipalidad de Providencia. Disponible en: http://piensa.providencia.cl/index.php/2013-03-14-19-18-41/cabildo-bellavista#!prettyPhoto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s